¿Existe en Cuba una medida para que los agresores no se acerquen a las víctimas de violencia de género?

Octubre 29, 2023 – Hace solo cuatro años, el Estado Cubano reconoció la violencia de género como delito, incorporando el término en la Constitución y asegurando la protección del Estado para las víctimas de esta violencia.

Hasta la fecha, según cifras recopiladas por observatorios independientes como Yo Si te Creo Cuba, la violencia de género, específicamente el feminicidio, ha cobrado la vida 70 mujeres durante el año 2023. Una cifra superior a varios países de la región, y preocupante si se tiene en cuenta que la población cubana no supera los 11 millones de habitantes. Esto supone que cada 4 días ocurre un feminicidio en Cuba.

No es hasta el año 2021, con la promulgación de la Ley del Proceso Penal (Ley 143/2021) que se contempla la posibilidad de otorgar lo que se conoce comúnmente como “medidas de protección, orden de alejamiento o restricción” a favor de las víctimas de violencia de género, lo cual prohíbe legalmente el acercamiento a la víctima, familiares o personas allegadas durante el proceso judicial y, en algunos casos, mantenidas con posterioridad a la sentencia. Esta fue la primera ley en reconocer esta medida cautelar y, posteriormente, con la entrada en vigor del Código Penal, se incluyó esta medida como una sanción accesoria.

¿Que implica la violación de una prohibición de acercamiento?

  • Obligatoriedad: El incumplimiento puede implicar la modificación de la medida cautelar dictada contra el agresor por otra más severa, incluso, puede implicar el internamiento. La autoridad encargada del control de esta medida es la Policía Nacional Revolucionaria.
  • Sanción: El incumplimiento de la prohibición de acercamiento constituye en sí mismo un delito, previsto y sancionado en el artículo 210 del Código Penal, lo cual quiere decir que en caso de incumplimiento, se puede otorgar una pena de seis meses a un año, una multa de cien a trescientas cuotas, o ambas.
  • Mensaje Simbólico: Es cierto que por sí sola ninguna decisión judicial, ley o mecanismo de asistencia puede acabar con la violencia de género, pero transmite un poderoso mensaje: la vida y la integridad de las mujeres es importante.
  • Sensación de seguridad para la victima: La prohibición de acercamiento implica la prohibición de establecer contacto alguno con la víctima y sus familiares por ningún medio, ni permanecer en un área o perímetro próximo a los mismos. Esto genera en las víctimas una sensación de seguridad que evita que se aíslen.

¿Es suficiente esta medida para proteger a las mujeres víctimas de violencia de género en Cuba?

No, aunque la medida de alejamiento es una medida común en las legislaciones que brindan protección a las mujeres en situación de violencia; es ineficiente si la actuación policial no es efectiva y si no existen mecanismos de control o seguimiento; ya que, evidentemente, su cumplimiento no se puede dejar a la voluntad de la persona sobre la quien recae.

Adicionalmente a esto, las mujeres cubanas han manifestado que la respuesta a las denuncias por violencia de género y en otorgamiento de las medidas de protección es tardía.

Entre las demandas de las organizaciones de la sociedad civil y las redes de mujeres, se exige:

  • Garantizar un acceso a la justicia eficiente y eficaz. Evitando retardos indebidos que revictimizan a las mujeres.
  • Generar otros mecanismos de asistencia y protección social alternativos como la creación de refugio y redes asistenciales.
  • Velar por el funcionamiento de los programas institucionales, ya que estos no son suficientes para atender las necesidades de las cubanas y su implementación aún no es palpable dentro de la sociedad.

Artículo de opinión
Elaborado por Maylin Fernández
Coordinadora del Componente Legal de ACI